Noticias / A unas cuantas semanas del dólar a $2.600

1 de Marzo del 2015

La desaceleración de la economía interna, la reducción de la inversión extranjera, el cada vez más cerca levantamiento de la tasa de interés de la Reserva Federal, son todos factores que lo harían posible.

A unas cuantas semanas del dólar a $2.600

La tasa de cambio colombiana es una de las variables que se han encargado de cumplir la promesa de que 2015 será un año cargado de volatilidad. Desde que comenzó febrero, la Tasa Representativa del Mercado (TRM) ha fluctuado en un rango de más de 80 pesos. Además, el precio del dólar con respecto al peso colombiano alcanzó máximos de hace seis años, al superar por algunos minutos de la jornada del martes pasado los $2.510.

A pesar de que al final de la jornada de ese martes la TRM cerró en $2.489, aun con este nivel el peso colombiano sigue siendo la divisa que más ha perdido valor en el mundo. Y “más allá de los análisis técnicos que se pueden hacer por este fenómeno, el nivel de devaluación que experimenta el país también es indicio del debilitamiento de la economía interna”, explicó Juan David Ballén, analista de Casa de Bolsa.

El rompimiento de la barrera de los $2.500 se explicó por la fortaleza que el mercado le había venido transmitiendo al dólar en las últimas dos semanas a raíz de la expectativa previa del discurso que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dio ante el Congreso de los Estados Unidos el martes pasado. Se esperaba que el pronunciamiento diera más claridad sobre el momento en que se empezará a subir la tasa de interés de este país. Sin embargo, el comunicado de la funcionaria fue reservado y no suministró mucha información adicional, produciendo que la TRM volviera a $2.490.

Felipe Campos, analista de Alianza Valores, advirtió que “aún con el tono paciente de la presidenta de la Fed, el dólar seguirá subiendo, aunque este tipo de pronunciamientos determinarán la velocidad de la devaluación del peso colombiano. Pero es claro que a medida que pasa el tiempo, el levantamiento de la tasa de interés de la Reserva Federal se acerca cada vez más”.

Y dado “el acelerado movimiento de corto plazo en la tasa de cambio colombiana, esperamos que nuestra meta, de que en el primer semestre de 2015 la TRM alcanzara los $2.600, pueda darse más rápidamente que lo anticipado, probablemente en las siguientes semanas. Es por esto que consideramos que los niveles actuales son atractivos para compra de dólares en el mediano y largo plazo”, agregó Campos.

Es una postura con la que coincide Ballén, ya que argumentó que “la desaceleración de la economía colombiana, la reducción de la inversión extranjera, el cada vez más cerca levantamiento de la tasa de interés Fed, son todos factores que sugieren que el peso colombiano seguirá débil frente al dólar y que la TRM podría cerrar el año en $2.600”.

Por su parte Camilo Pérez, analista del Banco de Bogotá, indicó que “es posible que se sigan presentando más devaluaciones en el corto plazo, ya que el precio del petróleo, el principal producto de exportación del país, podría presentar más caídas. No obstante, se espera que la cotización del crudo se recupere en la segunda parte de 2015, por lo que al finalizar el año la tasa de cambio colombiana se podría situar a niveles cercanos a los $2.315”.

El problema con velocidades tan grandes de devaluación es que los activos internos tienden a sufrir. Cuando un inversionista extranjero observa que la tasa de cambio fluctúa en un rango de más de $60 en menos de tres días, como sucedió a comienzos de la semana, puede optar por vender sus títulos, porque lo que estaría ganando con la rentabilidad de sus papeles lo estaría perdiendo en el momento de hacer el cambio de pesos a dólares. Es por esto que mientras que la mayoría de las bolsas del mundo se han valorizado, la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) ha sido de las pocas que han presentado pérdidas en febrero de 2015. Además, es posible que “los recortes de la calificación de los bonos soberanos rusos a nota basura por las calificadoras Moody’s y Standard & Poor’s (S&P) mantengan la aversión sobre monedas emergentes ante la posibilidad de un contagio hacia los países más dependientes de materias primas”, advirtió Campos.

Otro de los anuncios que han generado presiones en el mercado de divisas colombiano fue el último reporte de importaciones del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). En diciembre de 2014 las importaciones del país crecieron 11,2% con respecto a igual mes de 2013. El incremento estuvo explicado por una subida de 7,8% en el grupo de manufacturas y de 37,7% en el grupo de combustibles, ambos aportando en conjunto 9,7 puntos porcentuales al resultado. En todo 2014 los bienes que llegaron al país crecieron 7,8% con respecto a 2013 y la balanza comercial registró un déficit de US$6.293 millones.

Cuando la balanza comercial presenta un comportamiento deficitario, significa que hay más dólares que están saliendo del país que los que entran. Lo cual provoca que exista menos oferta de la divisa estadounidense dentro del territorio y produce que el valor de esta moneda se incremente con respecto al peso colombiano.

Reuters

Noticias relacionadas

Noticias por año: 2004, 2008, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017

Palabras clave en el artículo: noticias dolar, valoracion dolar, dolar al alza